Observatorio de Formación Continua

Anterior Siguiente

Caracterización empresarial de las cooperativas de trabajo

Hasta ahora se ha analizado la evolución de la regulación jurídica de la Formación Continua. Debiendo ahora analizar, de forma más concreta la influencia que esta nueva regulación ha generado en la cooperativa de trabajo como empresa que actúa en un mercado, cada vez, más competitivo.

Juventud vs. Experiencia

Las cooperativas en general, pero aún más las de trabajo asociado son empresas jóvenes, en parte debido a que las normativas legislativas que las regulan son jóvenes y en algunos casos muy jóvenes, comparadas con la clásica legislación mercantil. La primera Ley de Cooperativas de España nace en 1934, en la etapa de la república, siguiéndole diversas leyes ya en la dictadura, que aún cuando regulaban las cooperativas distaban de ser una auténtica regulación cooperativa, dado que los Principios Cooperativos resultaban de difícil cumplimiento, valga como ejemplo el de la democracia participativa.

Es en el período constitucional cuando se ha dado un empuje significativo a la figura cooperativa. Así, en 1987 se promulga la Ley de cooperativas de ámbito estatal y, a partir de la misma, van promulgándose las diferentes legislaciones autonómicas, primero las históricas, Cataluña, Euskadi y Andalucía y, posteriormente y, dado que la competencia legislativa en materia de cooperativas, se transfirió a las Comunidades Autónomas, la práctica totalidad de las mismas han ido promulgado legislación; catorce legislaciones autonómicas de un total de diecisiete CCAA.

Es esta juventud legislativa la que inspira también la juventud de las cooperativas de trabajo.

Como dato, señalar que en los últimos diez años el 70% de las cooperativas constituidas lo han sido de trabajo asociado.

COOPERATIVAS CONSTITUIDAS 1997-2007

Fuente: Datos MTIN al 31/12/07. Elaboración propia

Durante los últimos diez años el ritmo de creación de cooperativas de trabajo ha sido una constante, si bien en los dos últimos años esta tendencia parece cambiar, iniciándose un ritmo decreciente.

EVOLUCIÓN DE LA CREACIÓN DE COOPERATIVAS DE TRABAJO ASOCIADO POR AÑO

Fuente: Datos MTIN al 31/12/07. Elaboración propia

Según los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración la comparativa de cooperativas de trabajo constituidas en el período enero a marzo 2007 respecto del mismo período en 2008, ofrece la visión siguiente

COMPARATIVA DE CREACIÓN COOPERATIVAS DE TRABAJO

Fuente: Datos MTIN al 31/03/2008.Elaboración propia

Pudiéndose apreciar que ya en el primer trimestre de este año en comparación con el mismo período del ejercicio anterior, se ha producido una disminución de prácticamente un 12% en la creación de cooperativas.

El ritmo decreciente de las cooperativas de trabajo, se constata con los datos del propio Observatorio, que indican que, a finales del 2007, sólo el 18,4% de las mismas tiene una antigüedad menor de cinco años. Porcentaje inferior en casi diez puntos a los datos de los Observatorios 2003 y 2000, que fueron del 29% y 31% respectivamente.

Estos datos nos permiten inferir un grado de veteranía en las cooperativas, ya que el 81,60% de las de trabajo tienen más de cinco años de antigüedad.

ANTIGÜEDAD DE LAS COOPERATIVAS DE TRABAJO

Fuente: Observatorio 2008. Elaboración propia

A pesar de la tendencia de disminución de creación de cooperativas de trabajo, iniciada en el 2006-2007, la misma no ha afectado a la generación de empleo, ya que en las cooperativas de trabajo se ha mantenido la estabilidad, en tanto que en el resto de las cooperativas la disminución del empleo ha sido más que significativa.

COMPARATIVA DE SOCIOS EN COOPERATIVAS/COOPERATIVAS DE TRABAJO

Fuente: Datos MTIN al 31/12/07. Elaboración propia.

Este mantenimiento del empleo, cuya variable ha sido analizada en cruce con otros datos, como el de la facturación y el de la realización de formación continua, comienza a darnos la "información" de que las cooperativas de trabajo que forman a las personas que trabajan en ellas, posibilitan unas mejores condiciones como empresa, que le permiten no sólo mantenerse en el mercado sino afianzarse en el mismo.

Tamaño empresarial

El tamaño empresarial puede medirse a través de varios indicadores. Los más importantes se refieren al volumen de la actividad económica y al número de personas que trabajan en la cooperativa.

Respecto de la facturación, la media en las cooperativas encuestadas es de 3.711.602,00 € en el 2007, apreciándose un incremento respecto del 2006, cuyo importe alcanzó los 3.295.818 €.

Datos que son significativos, puestos en correlación con los Observatorios anteriores, así

EVOLUCIÓN FACTURACIÓN COOPERATIVAS DE TRABAJO

Fuente: Datos Observatorios 1997, 2000, 2003 y 2008.

Asimismo, es preciso destacar al igual que en Observatorios anteriores, que las cooperativas industriales tienen una mayor facturación que las de servicios, e incluso, de entre las de servicios, las que se dedican a los Servicios de atención a las personas, presentan, por lo general, una facturación inferior.

Otra forma convencional para reflejar el tamaño empresarial es analizando el número de personas que trabajan en una empresa, en este caso, en las cooperativas de trabajo.

La media de la plantilla, según el Observatorio 2008 es de casi 54 personas (53,81), interrelacionado este dato con el tamaño medio de las cooperativas de trabajo, se ha extraído de la totalidad, aquéllas cooperativas de trabajo que han declarado una plantilla superior a las 1.000 personas, para de esta forma obtener un resultado más acorde con lo que la realidad nos indica sobre las cooperativas de trabajo, siendo, en este caso la media de 40,65. De cualquier forma, tanto considerando la media de la totalidad de las encuestas, como la media (despreciando las cooperativas de más de mil trabajadores), esta media implica, prácticamente, doblar los datos del Observatorio de 2003

Igualmente, los resultados nos muestran que el empleo ha evolucionado desde el momento de constitución de las cooperativas hasta el presente, puesto que la media de la plantilla fue de casi 50 (49,75).

Todos estos datos permiten inferir que las cooperativas de trabajo han recuperado, prácticamente, la estabilidad en los empleos, que había decaído, tal y como indicaron los Observatorios de 2000 y 2003; en tanto que los datos de 1998, constataban 35 personas por media en las cooperativas de trabajo.

Nuevamente, cabría preguntarnos, ¿puede deberse este incremento a la formación impartida en las cooperativas de trabajo?

Evidentemente, así parece, aun cuando otras variables han de ser tenidas en cuenta, antes de avanzar en esta aseveración.

Al propio tiempo hemos de analizar a qué tipología de empresa responden las cooperativas de trabajo. Para ello, hemos de tener en cuenta lo previsto en la Recomendación 1422 de la Comisión (C2003) que establece las definiciones de la PYME y microempresa y, en base a dicha Recomendación, se podría decir que:

a) en función de los umbrales de facturación

b) así como por la media de plantilla

Habría que tipificar a la gran mayoría de cooperativas de trabajo como "Pequeña Empresa"

UMBRALES APLICABLES A LAS PYMES
Tipo de PYME Número de empleados Volumen de negocio
Mediana empresa Menos de 250 50 millones de euros
Pequeña empresa Menos de 50 10 millones de euros
Microempresa Menos de 10 2 millones de euros

Los resultados de las encuestas permiten establecer esta clasificación:

Cuadro 5
Cooperativas de menos de 4 trabajadores 0,60%
Cooperativas entre 3 y 15 trabajadores 60,70%
Cooperativas entre 16 y 24 trabajadores 12,20%
Cooperativas entre 25 y 100 trabajadores 17,20%
Cooperativas +100 trabajadores 9,30%

COOPERATIVAS DE TRABAJO POR NÚMERO DE PERSONAS QUE TRABAJAN

Fuente: Datos a 31/12/2007. Elaboración propia

Anterior Siguiente


X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.