Observatorio de Formación Continua

Anterior Siguiente

El incremento de empleo en las cooperativas de trabajo

El eje prioritario para la creación de una Cooperativa de Trabajo es la generación de empleo para las personas que la forman, como ya se indicó antes. Un empleo, que se distingue del empleo existente en otras formas jurídicas empresariales, por ser estable y de calidad. Las cooperativas de trabajo han permitido que personas abocadas al desempleo pudieran crear y tener su propio puesto de trabajo, autogestionándolo con otras personas. En otras ocasiones, las cooperativas de trabajo han brindado la primera oportunidad de empleo a personas que han finalizado sus estudios, a mujeres que el mercado laboral ha rechazado; en general, han brindado una oportunidad para tener un trabajo, vivir y crear riqueza.

Si importante resulta este papel, aún lo es más, que estas cooperativas de trabajo se mantengan en el mercado y aumenten sus recursos humanos, es decir, que amplíen los puestos de trabajo.

Según los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, la supervivencia de las cooperativas a los cinco años de su creación alcanza el 57,6% a los diez años alcanza el 29,9% y a los trece el 21,31%.

Las cooperativas de trabajo, según los datos obtenidos, han incrementado el empleo en el 2006 en un 4% con relación al ejercicio anterior; y, en el 2007 este incremento ha sido del 5% respecto del anterior.

Los empleos creados en las cooperativas encuestadas han supuesto un incremento del 8,5% respecto de las plantillas iniciales de estas cooperativas. Si bien la media es importante, destaca que es inferior a los resultados constatados en Observatorios anteriores.

Cuadro 18
Observatorio 2008 Observatorio 2003 Observatorio 2000
Incremento empleos 8,50% 18,50% 31,00%

De la totalidad de empleos existentes en las cooperativas, encuestadas, tan sólo un 1,48% son empleos temporales, perteneciendo un 7,63% al sector Servicios, un 7,68% al de Industria y un 11,23% al de Construcción.

Estos datos nos permiten apreciar, que si bien se está produciendo una ralentización en la creación de cooperativas de trabajo, tanto a finales del 2007 como en el primer semestre del 2008, no es menos cierto que comparativamente hablando, las cooperativas de trabajo siguen creando empleo, en tanto que la empresa tradicional lo está destruyendo. Ello no es óbice para que sea precisa una reflexión para analizar esta situación, entre otras cuestiones porque "cuando las cosas van mal, nos apretamos el cinturón, lo importante es que nadie deje la coope".

Ante esta realidad, el incremento de acciones formativas para las cooperativas de trabajo se convierte en una prioridad de primer orden, ya que a través de la formación se pueden consolidar empleos, al tiempo que permite difundir la cooperativa de trabajo como proyecto de empleo.

Anterior Siguiente


X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.