Observatorio de Formación Continua

Anterior Siguiente

La Formación Continua en las cooperativas de trabajo

Como se ha podido apreciar en las primeras páginas de este informe, la Formación Continua se ha constituido como un elemento clave en las estrategias públicas de empleo y competitividad en el ámbito europeo.

La Formación Continua es un derecho permanente de los trabajadores, que constituye un elemento para favorecer la igualdad de oportunidades y la promoción personal y profesional ante la continua evolución de los nuevos sistemas de producción, motivados por la implantación de nuevas tecnologías que afectan a las relaciones laborales.

Algún autor ha señalado que "hoy la competitividad de las empresas no se basa, como antes, únicamente en la inversión en tecnologías que son accesibles para cualquier empresa en el mercado, sino en el factor humano, en la calidad e iniciativa de los recursos humanos"2

Y si algo caracteriza a las cooperativas de trabajo es precisamente el factor humano, las personas que forman la cooperativa de trabajo y que constituyen su esencia y su razón de ser.

Por ello, es de gran importancia la impartición de acciones formativas entre las personas que trabajan en la cooperativa, de las que una parte destacada configuran el estatus societario de este modelo innovador de hacer empresa.

En base a esta prioridad - la impartición de formación entre las personas que trabajan- resultó sorpresivo que uno de los resultados del Observatorio de 1997, fuera el nivel de desconocimiento que las cooperativas de trabajo tenían de la Formación Continua.

Este mismo desconocimiento seguía constatándose en el Observatorio del 2000, iniciándose una tendencia más positiva en el Observatorio del 2003.

Actualmente, en el último año, un 67% de las cooperativas encuestadas han realizado, promovido o participado en actividades de formación continua.

Un 48% de las personas pertenecientes a las cooperativas encuestadas ha participado en alguna acción formativa en el último año. Dato que nos sitúa en 10 puntos por encima del obtenido en el Observatorio de 2003.

Esta mayor participación no siempre viene dada en base a una planificación estratégica de la formación continua, ya que, -- aun cuando desde COCETA se ha promovido la necesidad de realizar Proyectos de Formación Continua, así como analizar las necesidades formativas, tanto de las cooperativas de trabajo como empresas, como de las propias personas que trabajan en las mismas, procurando aunar las necesidades y prioridades de unas y otras-- nos encontramos que el 41% de las cooperativas encuestadas tiene un Plan de Formación; porcentaje, prácticamente, similar al del Observatorio de 2003, lo que de alguna manera nos mueve a seguir incidiendo en la necesidad de promover los planes de formación, ya que el porcentaje de cooperativas de trabajo que tienen un plan de formación en la actualidad, resulta prácticamente idéntico al del Observatorio anterior, cuando los recursos financieros y las acciones formativas, han crecido exponencialmente respecto a lo existente en el Observatorio 2003.

Por otra parte, un 32%, de las cooperativas que no han realizado formación durante 2007, manifiestan la intencionalidad de promover planes de formación para el año 2009.

En esta línea de planificación estratégica de la formación, resulta de interés el conocer cómo están actuando las cooperativas de trabajo. Así, el 32% de las cooperativas de trabajo realizan la planificación con periodicidad anual. Dato este, sensiblemente inferior al del Observatorio de 2003, que nos indicaba que este porcentaje alcanzaba al 39% de las cooperativas. Un 19% lo realiza con una periodicidad inferior al año, un 7% lo hace de forma puntual y un 42% realiza la formación dependiendo de la oferta.

Cuadro 21
Periodicidad Planificación Formativa Observatorio 2008 Observatorio 2003
Anual 32% 39%
Inferior al año 19% 14%
De forma puntual 7% 35%
Dependiendo de la Oferta 42% 12%

Del análisis de estos datos se podría inferir que lo que puede estar ocurriendo es que por un lado el aumento significativo de los recursos formativos así como la existencia de una oferta formativa muy amplia, tanto en el marco estatal como en las autonomías, con una programación ya diseñada, incluso con carácter semestral, - puesto que no coinciden las programaciones estatales y autonómicas- las cooperativas de trabajo, en un porcentaje inferior al del Observatorio 2003 "consideran que no es preciso" planificar la formación, ya que prácticamente existe una "formación a la carta". De ahí, que haya aumentado, de forma notable, el porcentaje de entidades que se forman dependiendo de la Oferta.

(2) Navarro Domenichelli, R. Nuevas profesiones y nuevos yacimientos de empleo en el siglo XXI: La importancia de la formación continua. (Gabinete Técnico C.E.N. U.G.T.)

Anterior Siguiente


X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.