Observatorio de Formación Continua

Anterior Siguiente

Conclusiones
  • La formación continua en las cooperativas de trabajo asociado, en el capítulo de la obtención de recursos financiados por la Fundación Tripartita para la Formación y el Empleo se encuentra en estos momentos en sus máximos históricos; en el 2007 se han obtenido fondos para la financiación en una cuantía superior a cualquier otra época, posibilitando que se hayan formado un mayor número de personas al tiempo que se han impartido un número superior de acciones formativas. Estas dimensiones se han expresado en este Observatorio y, ello, sin haber incluido la totalidad de los datos referenciados a la financiación de las diferentes comunidades autónomas así como los de otras entidades o agentes.
  • Respecto del Observatorio 2003 se ha producido un incremento de hasta el 650% de las personas que se han formado en el Proyecto de Formación Confederal.
  • Las cooperativas de trabajo han pasado de una eficaz etapa de constitución y crecimiento para encontrarse, ahora, en un proceso de ralentización. Los últimos datos aparecidos en este año 2008, parecen confirmar este proceso de desaceleración de la creación de cooperativas, en general y, de trabajo asociado, en particular.
  • Una gran mayoría de cooperativas de trabajo se encuentran adscritas al sector Servicios, concentrándose en enseñanza, actividades sanitarias así como bajo el epígrafe de "otras empresas" del CNAE, que incluye las cooperativas de trabajo dedicadas a las actividades al servicio de las personas, (Ayuda a domicilio, residencias geriátricas, centros de día, centros de 0 a 3 años).
  • El tamaño empresarial de la mayoría de las cooperativas de trabajo asociado es el correspondiente al de una PYME (pequeña y micro empresa).
  • Las cooperativas de trabajo han variado su mercado de actuación desde el Observatorio 2003, pasando de un mercado regional a un mercado, prácticamente igualado, entre lo estatal y lo local.
  • Los costes laborales de las cooperativas de trabajo son su principal coste de producción. Para una cooperativa de trabajo media que factura 4.381.858,85 en 2007, esto supone unos costes laborales más de dos millones de euros.
  • Las cooperativas de trabajo son empresas creadoras de empleo. El empleo se crea no sólo en el inicio, sino durante los sucesivos años de existencia, así según los datos obtenidos el incremento del empleo en las cooperativas de trabajo durante el último año ha sido del 8,5%.
  • Las plantillas de las cooperativas de trabajo se estructuran, básicamente, en: socios trabajadores indefinidos un 67%, un 16% de trabajadores fijos y un 15% de temporales.
  • Las mujeres en las cooperativas de trabajo suponen un 28% del total de las personas que trabajan en ellas, elevándose a más de un cuarenta por ciento si la comparativa se realiza entre personas socias mujeres y hombres.
  • Respecto de la participación en las acciones de formación continua, persiste la tendencia de que se formen más personas socias que las que trabajan por cuenta ajena.
  • Asimismo, destaca que las mujeres son las que proporcionalmente se forman más que los hombres; el 56,88% de las personas que han participado en acciones formativas han sido mujeres.
  • La formación impartida en las cooperativas ha experimentado una variación, según los resultados obtenidos, pasando de ser una formación específica del puesto de trabajo a una formación de gestión empresarial, poniendo el acento en especificidades del modelo empresarial cooperativo.
  • En cuanto al grado de satisfacción en los contenidos, la eficacia e implantación de lo aprendido, se sitúa en torno a un más de un 60% de los casos.
  • Respecto de la financiación utilizada, se han producido cambios sustanciales desde el último Observatorio, así en el 2003 la financiación pública alcanzaba un 73% en tanto que en 2008, desciende al 51,7%; teniendo un mayor peso la financiación privada. Este hecho, como ya se ha constatado puede deberse a que los contenidos formativos impartidos con cargo a la financiación pública no se adaptan a una formación específica del sector de actividad económica, por lo que aun cuando se haya aumentado la financiación desde las administraciones, su peso ha disminuido proporcionalmente ante otras financiaciones que permiten esta especificidad sectorial de la actividad económica.

Anterior Siguiente


X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.